¿En qué consiste el método hipopresivo?

31 OCT'18

¿En qué consiste el método hipopresivo?

El ejercicio hipopresivo fue creado originalmente por Marcel Caufriez como una técnica de respiración para ser usada dentro del ámbito clínico. Una herramienta que el terapeuta podría utilizar para ayudar a las mujeres que acaban de dar a luz a prevenir y/o recuperarse de la disfunción del suelo pélvico (como por ejemplo, incontinencia o prolapso).

 

El entrenamiento hipopresivo se ha convertido en un programa de ejercicio físico a baja presión que está siendo utilizado tanto por hombres como por mujeres de todas las edades que buscan no sólo restaurar su salud pélvica sino también entrenar la verdadera función de su core.

 

El término "Hipopresivo" se refiere a una disminución o reducción de la presión. Esta forma de ejercicio reduce la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica; en cambio, los ejercicios tradicionales, el entrenamiento abdominal, la gravedad y la mayoría de nuestras actividades diarias son hiperpresivas, es decir, aumentan la presión intraabdominal. No quiere decir que hacer estas actividades diarias sean malas para nosotros, de hecho, la mayoría de lo que hacemos, incluso caminar, aumenta esta presión interna. Lo que debemos abordar es qué tan bien nuestros cuerpos pueden manejar estas presiones y prevenir la aparición de lesiones o disfunciones.

 

Si hay un segmento del core que no funciona de manera óptima, entonces todo el core en su conjunto se romperá. Lo mismo ocurre si trabajamos excesivamente sólo una parte de éste (normalmente con trabajo abdominal y convencional) sin considerar el impacto negativo que puede tener en el equilibrio del core como conjunto.

 

El método hipopresivo aborda la verdadera esencia del core para realizar sinérgicamente lo que se pretende, siendo una técnica postural y respiratoria global que considera la tensegridad funcional del cuerpo humano.

 

Además, es una forma segura y efectiva de entrenar los músculos necesarios para resistir cualquier presión problemática que pueda resultar de nuestra vida diaria o del ejercicio, y permitirnos continuar con seguridad y confianza en nuestras actividades.

 

Por lo que esta forma de entrenamiento es ideal para aquellos que sufren de un trastorno del suelo pélvico, como incontinencia, disfunción sexual o prolapso, o le gustaría prevenir dichos trastornos.

 

Recibe nuestras novedades, descuentos y sorteos antes que nadie

Escribe tu correo electrónico y suscríbete a nuestra newsletter