Influencia de los reflejos primarios y su alteración en el desarrollo motor del niño

23 ENE'18

Influencia de los reflejos primarios y su alteración en el desarrollo motor del niño

El desarrollo del niño está sustentado en la aparición, desarrollo e integración de los reflejos primarios, los reflejos puente y la adquisición de las reacciones posturales (de enderezamiento y de equilibrio) que interactúan de forma recíproca con la adquisición de los diferentes ítem motores.

Los reflejos primarios son movimientos automáticos que regulan el tronco encefálico. Son fundamentales para la supervivencia del neonato y permitirán el desarrollo de estructuras neurológicas más complejas que permitan respuestas motoras voluntarias.[1]

Las reacciones o reflejos de enderezamiento son la respuesta a la fuerza de la gravedad: se producen por las influencias somato-sensoriales, visuales y propioceptivas y facilitan la adquisición del volteo, la reptación y el gateo; posteriormente, facilitará los movimientos motores mayores. Las reacciones de equilibrio son reacciones de protección que contrarrestan la pérdida del mismo.

Durante el primer año de vida el niño va adquiriendo habilidades motoras más complejas que a su vez influyen en la integración (inactivación) de estos reflejos, de manera que deben ir desapareciendo de forma secuencial. Si los reflejos primarios persisten después del primer año de vida, pueden impedir el desarrollo de las reacciones posturales, creando patrones motores y/o posturales disfuncionales y/o actividades reflejas aberrantes. En función del grado de actividad afectada repercutirá sobre la coordinación motora, la percepción sensorial y el desarrollo cognitivo[2].

A modo de ejemplo sobre la influencia en el desarrollo motor se pueden mencionar tres reflejos que a menudo se encuentran presentes más allá de la edad de integración y que crean alteraciones importantes:

  • Un reflejo de Galant no integrado puede provocar una marcha en rotación de cadera, una actitud escoliótica, falta de agilidad motora, etc.
  • La persistencia del reflejo tónico cervical asimétrico inducirá la alteración del equilibrio, condicionará movimientos homolaterales impidiendo la marcha cruzada con dificultad para cruzar la línea media, presentando problemas de lateralidad [3].
  • Los reflejos laberínticos no integrados impiden la adquisición correcta de los reflejos de enderezamiento, imposibilitando el equilibrio del centro de gravedad y condicionando la orientación espacial.

 

El método IMPAD (Intervención Multidisciplinar en Alteraciones del Desarrollo) integra el conocimiento anatómico y fisiológico que aporta la fisioterapia del desarrollo y la neuropsicología del desarrollo, para conocer el crecimiento y evolución desde el nacimiento hasta la adolescencia y sus alteraciones para establecer el tratamiento a aplicar.

En las patologías infantiles que afectan a la coordinación, el equilibrio, las actitudes posturales alteradas, las marchas disfuncionales es fundamental tener los conocimientos necesarios para poder realizar un diagnóstico diferencial adecuado que permita aplicar un tratamiento adecuado, ya que el tratamiento sintomático no conducirá a la resolución del problema.

Por último, es necesario establecer los principios de inhibición de los reflejos primarios, la estimulación de las reacciones posturales y la adquisición de las habilidades motóricas adecuadas que permitan elaborar un programa de actividades que se pueden adaptar al juego y a las actividades de la vida diaria del niño, para facilitar su realización.

 

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

  • Sally Goddard. Reflejos, aprendizaje y comportamiento. Ed. Vida. Kinesiología.
  • Bryant J. Cratty. Desarrollo perceptual y motor en los niños. Ed. Paidos.
  • Rosselli, E. Matute, A. Ardilla. Neuropsicología del desarrollo infantil. Ed. Manual moderno.
  • Vojta, E. Schweizer. El descubrimiento de una motricidad ideal. Ed. Morata.
  • Ferré Veciana. M Ferré Rodriguez. Cer0atr3s. El desarrollo neuro-senso-psicomotriz de los 3 primeros años de vida.

 


 

[1] Sally Goddard. Reflejos, aprendizaje y comportamiento. Ed. Vida. Kinesiología.

[2] *Bobath, K: AND Bobath B., (1955) Tonic reflexes and righting reflexes in the diagnosis and assessment of Cerebral Palsy. Cerebral Palsy Bulletin, May 16 1955.

[3] Capute AJ, Palmer FB, Shapiro Bk, Wachtel RC, Ros A, Accardo PJ. Primitive reflex prolife: Quantification of primitive reflexes in infancy. Dev Med Child Neurol 1984; 26: 373 – 383.

 

Recibe nuestras novedades, descuentos y sorteos antes que nadie

Escribe tu correo electrónico y suscríbete a nuestra newsletter