Técnicas de fisioterapia respiratoria en paciente adulto

25 ENE'18

Técnicas de fisioterapia respiratoria en paciente adulto

En las últimas décadas, la evolución de la fisioterapia respiratoria en España se ha visto marcada por varios acontecimientos importantes. El primero, la I Conferencia de Consenso sobre la eficacia de las técnicas de fisioterapia respiratoria para la limpieza bronquial (Toilette Bronchique, Lyon, Francia, 1994). En ella se analizaron profundamente las técnicas convencionales, como el drenaje postural o la percusión, y se aportaron las primeras evidencias de su baja eficacia. Las técnicas fundamentadas en la modificación de flujo espiratorio (lento o rápido) empezaron, en cambio, a ser reconocidas debido a la evidencia científica publicada hasta la fecha. A partir de ahí, se estableció un nuevo modelo de fisioterapia respiratoria basada en las variaciones de flujo aéreo.

En la actualidad se puede establecer con precisión, el lugar y el modo de acción de cada una de las técnicas, es por ello, por lo que se agrupan por su lugar de acción y se relacionan según su efecto mecánico sobre las vías respiratorias:

 

  1. Técnicas espiratorias lentas: están justificadas cuando el paciente presente secreciones en vía aérea media y/o distal. Pretenden mejorar el transporte mucociliar optimizando la interacción gas-líquido (flujo aéreo-superficie del moco). Esto se consigue durante la fase espiratoria, gracias a una reducción parcial del calibre de la vía aérea media y un incremento de la velocidad del paso del aire a través de las secreciones bronquiales. A su vez, para asegurar un correcto transporte mucociliar, se recomienda la apertura completa de la glotis, evitando cualquier freno estructural a la salida del aire durante la espiración. Por tanto, la aplicación de estas técnicas consigue desplazar progresivamente las secreciones presentes a nivel de la vía aérea media y/o distal hacia generaciones bronquiales más proximales, donde las técnicas espiratorias forzadas servirán de complemento para ayudar al paciente a expulsar sus secreciones del árbol bronquial.
  2. Técnicas espiratorias forzadas (también conocidas como técnicas de alto flujo espiratorio): son la técnica de espiración forzada (TEF) y la tos. Su objetivo es drenar las secreciones bronquiales de las vías aéreas medias y centrales (proximales) y facilitar su expulsión.
  3. Técnicas inspiratorias lentas: consiste en un estiramiento del parénquima pulmonar para favorecer la insuflación y depuración de la vía más periférica. Está especialmente indicado en el síndrome y consecuencias de un colapso pulmonar.

 

Todo tratamiento de fisioterapia respiratoria debe ser indicado teniendo en cuenta las particularidades de cada enfermedad y cada paciente en concreto. Las técnicas aplicadas se individualizan atendiendo a criterios de edad, grado de colaboración, enfermedad de base, disponibilidad de aparatos y personal entrenado y especializado.

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

MARTÍ ROMEU, Joan Daniel. VENDRELL RELAT, Montserrat.ol.); Manual SEPAR de Procedimientos: técnicas manuales e instrumentales para el drenaje de secreciones bronquiales en el paciente adulto. RESPIRA-FUNDACIÓN ESPAÑOLA DEL PULMÓN-SEPAR.

Recibe nuestras novedades, descuentos y sorteos antes que nadie

Escribe tu correo electrónico y suscríbete a nuestra newsletter